El casino de Andorra ya no está sobre la mesa

Jocs SA ya no forma parte del acuerdo del casino de Andorra

Calendar

06 Febrero 2019 | Ion Aragón Díaz

El casino de Andorra ya no está sobre la mesaEn julio de 2018, Andorra concedió los derechos para crear y operar un casino de 15 millones de euros a Jocs SA, una empresa que no tenía mucha experiencia en el sector de los casinos ni, menos aún, en desarrollar un proyecto multimillonario desde cero. Jocs SA solo había participado en operaciones de bingo por Internet y en salas de juego, lo cual, desde luego, dista mucho de lo que se había ofrecido a hacer en Andorra.

Cuando la licitación se adjudicó a Jocs, una larga lista de candidatos más experimentados, entre los que se encontraban Partouche France, Casinos Austria, Grupo Cirsa y Genting Group, manifestaron su asombro sobre el hecho de que un operador novato había ganado los derechos del proyecto. Incluso corrió un rumor de conocimiento interno de negocios turbios y sobornos por parte de Jocs con tal de conseguir el contrato.

Pero, en aquel momento, se echó un velo sobre el asunto y se atribuyó a la envidia de la competencia.

 Las irregularidades: motivo de preocupación

La semana pasada, sin embargo, sus contendientes se frotarían las manos. El Consejo Regulador Andorrano del Juego (CRAJ) anunció de forma repentina que retiraba la concesión de la licencia a Jocs, a causa de graves irregularidades burocráticas, entre las que destacaba una flagrante desviación de los planos arquitectónicos presentados inicialmente.

Las anomalías infringían las condiciones del concurso y se agravaron por la casi irrisoria incapacidad de Jocs de registrar la marca de Casino de los Valles. Al principio, según los que están al tanto, el operador había registrado la marca para operaciones de juegos de apuestas por Internet y, para cuando se percató de que el casino físico se había dejado a un lado, fue demasiado tarde: el operador francés Barrière ya había presentado una solicitud en su contra.

Autorización para apelar

Ahora Jocs dispone de un mes para apelar la decisión de la entidad reguladora, pero se espera que el proceso de licitación vuelva a empezar para designar a un operador adecuado.

En su momento, la decisión de otorgar a Jocs los derechos del desarrollo y la operación del casino fue controvertida, dado que operadores como Genting se habían comprometido a invertir hasta 10 veces más en la región de lo que Jocs era siquiera capaz de aportar.

El que ríe el último, ríe mejor.

Fuentes:

https://calvinayre.com/

Vuelve a noticias