Los empleados de casinos españoles temen por sus empleos

Los empleados de los casinos están preocupados por los despidos

16 Octubre 2017 | Ion Aragón Díaz

Los empleados de casinos españoles temen por sus empleosMuchos empleados de casinos españoles temen por sus empleos y otros se resignan a ser despedidos después de que el ministro de Finanzas Colm Imbert subiera los impuestos en el sector del juego en su presentación presupuestaria para 2018 el pasado lunes.

Imbert ha anunciado que casi todos los impuestos sobre máquinas, mesas y dispositivos de juegos de apuestas se duplicarán el año que viene. La presidenta de la Asociación del Club de Miembros Privados de Trinidad y Tobago (Trinidad and Tobago Private Members’ Club Association), Sherry Persad, señaló que el sector ya ha sufrido un abrumador descenso de clientes a lo largo de los últimos 18 meses, derivando en una severa reducción del presupuesto dedicado al gasto de personal.

Según Persad, la subida de impuestos castigará aún más a los casinos, que ya obedecen a las autoridades. Como indicó, en la actualidad ya existen leyes y normativas sobre los impuestos, pero no se están aplicando, lo cual conlleva que aparezcan operadores ilegítimos que prosperan en el mercado.

La subida de impuestos podría obligar a los casinos a hacer recortes en la plantilla

La Asociación del Juego de Trinidad y Tobago (Amusement Gaming Association of Trinidad and Tobago) también ha expresado su preocupación sobre la subida de impuestos, afirmando que podría provocar que los operadores de casinos deslocalizados salgan del país. Asimismo, podría obligar a operadores más pequeños a cerrar sus puertas y a casinos de mayor envergadura a realizar recortes en sus plantillas para mantenerse a flote.

Desde entonces, Sunday Newsday ha entrevistado a profesionales de casinos de Puerto España, muchos de los cuales han trabajado en los establecimientos locales durante décadas, que mostraron su temor a perder sus empleos. Un encargado entrevistado trabaja en un casino local desde hace 11 años, cuenta con pocos certificados del Consejo de Exámenes del Caribe (CXC) y ha mantenido con su sueldo a su esposa y sus hijos durante años.

El encargado también confirmó la reciente caída del número de clientes y señaló que estos ya no gastan tanto dinero en los casinos como antes. Según el empleado, los propietarios del casino en el que trabaja han obligado a sus asalariados a racionar el alcohol que sirven a los clientes, prohibir los anticipos de nómina, realizar recortes sobre esta y el horario y adoptar muchas otras medidas con el objetivo de reducir costos y salvar el establecimiento en tiempos difíciles.

Los empleados de casinos locales comparten sus temores en entrevistas

Otra encargada, que ha trabajado en un casino durante 9 años, también augura recortes, comenzando por el personal de administración y de nómina mensual. Prevé que los casinos y los clubs también podrían aumentar las apuestas en sus máquinas, dificultándoles así a los clientes ganar, de modo que puedan mantener sus márgenes de ganancias.

Tantos otros empleados de casinos han puesto de manifiesto inquietudes similares, sobre todo aquellos que tienen hijos y familia a los que mantener. Muchos de los entrevistados se sentirían «destrozados» en caso de despido, en particular con la temporada de vacaciones tan cerca, cuando el trabajo y el dinero escasean.

Enlaces de fuentes:
http://newsday.co.tt/2017/10/08/casino-workers-fear-layoffs/

Vuelve a noticias