© Mysticsartdesign

El nacimiento del Reino Espacial de Asgardia

24 Abril 2018 | Ion Aragón Díaz

© MysticsartdesignEl actual desarrollo tecnológico de la mano de la cuarta revolución industrial se ha configurado como el caldo de cultivo perfecto para soñar en grande. Y nada puede ser más grande ni más desorbitado, nunca mejor dicho, que una nación en el espacio exterior.

El Reino Espacial de Asgardia fue propuesto el 12 de octubre de 2016 con el propósito de ser reconocido como estado nación. El proyecto fue iniciado por el científico y empresario ruso Igor Ashurbeyli, fundador del Centro de Investigación Aeroespacial Internacional.

Tras hacer oficial y pública su utopía, el proyecto se encontró con más de 100 000 personas inscritas tras dos días, alcanzando más de 500 000 ciudadanos tras tres semanas. Posteriormente, cuando se incluyeron algunas restricciones y exigencias esa cifra bajo hasta la mitad, pero todavía cuenta con cientos de miles de registrados.

El plan inmediato es solicitar la membresía a la ONU. En el caso de que te plantees unirte a la causa y participar de una nación recién nacida, te aportamos algunos datos de interés.

Curiosidades sobre Asgardia

En principio, podemos situar el origen del nombre en la mitología nórdica, siendo Asgard uno de los nueve mundos habitado por dioses. De hecho, dentro de Asgard se encuentra el Valhalla o “salón de los caídos” que acogía guerreros muertos en la batalla.

De momento, podemos resaltar que la lista de asgardianos se encuentra liderada por chinos, seguidos de estadounidenses y ciudadanos turcos. Técnicamente, Asgardia ya tiene más ciudadanos que Islandia, Andorra o Cabo Verde.

Camino del reconocimiento

A finales de Noviembre de 2017, fue lanzado el Asgardia-1, satélite que permanecerá en órbita entre 5 y 18 meses. Se trata de la vida útil ordinaria asociada a este tipo de dispositivos, aunque lo más importante es que viene a cumplir el requisito de la ONU de que Asgardia disponga de un territorio definido.

Igualmente, Asgardia cuenta una criptomoneda llamada Solar registrada en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea y sus principales representantes aseguran que la formación de un gobierno formal ya está en marcha.

Los tres pilares de Asgardia

Según Ashurbeyli, podemos hablar de tres objetivos fundamentales. En el ámbito filosófico se trata de asegurar la paz en el espacio, protegiendo la Tierra, también, de amenazas naturales como las tormentas solares o los asteroides.

Igualmente, el proyecto tiene la intención de crear una base científica para promover el conocimiento espacial. Según los fundamentos promulgados por Asgardia en su propia website, este tipo de conocimiento estará disponible para todos los países, especialmente para los que se encuentran en fase de desarrollo espacial.

No sabemos si Asgardia acabará ampliando su presencia física en el espacio con bases que puedan albergar comunidades. Al margen de que haya surgido como un proyecto con base científica y tecnológica, puede acabar como una futura colonia.

Quién sabe si acabaremos jugando a la “Lotería Solar” como en ese famoso libro de P. K. Dick, con casinos interestelares y juegos de azar para proporcionar igualdad de oportunidades en el ámbito social.

Lo que está claro es que esta utopía está constituyendo un revulsivo para el marco legal actual de las leyes que rigen el espacio. De momento la plataforma asgardiana se esfuerza por cumplir los requerimientos oficiales de la ONU: ciudadanos, gobierno y territorio (el satélite lanzado en 2017), por lo que sus representantes son optimistas al respecto de la aprobación de la solicitud.

Como puedes observar, Asgardia constituye un reto para la legislación actual, pero también una oportunidad de salir del pautado sistema convencional y desafiar tu propia imaginación. Como experimento lúdico o como opción real de ciudadanía virtual parece ser un proyecto cuyas aventuras interestelares no te defraudarán. 

 

Vuelve a noticias