BlockChain

Contenido con formato

Calendar

15 Enero 2018 | Ion Aragón Díaz

BlockChainEl término blockchain es una palabra que se está oyendo cada vez más en los últimos tiempos. Su traducción al español podría definirse como "cadena de bloques". Este concepto plantea una gran revolución económica estrechamente ligada al Bitcoin y a la economía en la red. ¿Imaginas jugar con Bitcoins en tu casino favorito?

En qué consiste el concepto de blockchain

​Para explicar esto, debemos centrarnos en algunos ejemplos. En una transacción económica en la que hay una persona, llamémosla A, que le da 1000 euros a otra persona llamada B, hay un banco de por medio que actúa como intermediario de estas dos personas para que el movimiento de capital se encuentre centralizado. De este modo, la persona A pediría a su banco que retirara de su cuenta 1000 euros para añadirlos a la cuenta de la persona B. El encargado de la cuenta de la persona B anotaría que se han añadido 1000 euros a dicha cuenta. De este modo, no ha sido necesario el movimiento de dinero físico, pues han sido los bancos de las personas A y B quienes se han encargado de este proceso. Esto significa que en realidad el control monetario, del proceso y de la información lo tienen los bancos, no las personas.

El blockchain o cadena de bloques pretende eliminar estos intermediarios, por lo que así todo este proceso quedaría descentralizado. De este modo, serían las personas participantes en la gestión las que tendrían el control, y no los intermediarios. Además, este término se puede extrapolar a otros tipos de transacción, no solo dinero.

De esta forma, las personas participantes comienzan a formar parte de un banco formado por miles de nodos. Y así, el blockchain estaría formado por los dichos nodos, que serían cada dispositivo conectado a la red, el protocolo, que sería el software utilizado para permitir comunicarse a los distintos nodos, y el sistema descentralizado, que consistiría en que no hay jerarquía entre los nodos ni solo unos pocos controlan la información.

De esta forma, el blockchain consistiría en una base de datos de alta seguridad debido a su cifrado en la que los datos, la seguridad y la privacidad de los participantes estarían a salvo. Del mismo modo, una serie de usuarios, o nodos, se encargarían de verificar que las transacciones se realizan de manera correcta.

Relación del blockchain con el bitcoin

​Esta nueva tecnología se introdujo por primera vez en 2009 por parte de Bitcoin, cuando Satoshi Nakamoto creó esta moneda virtual para sustituir al dinero físico. En este caso, al tratarse de dinero virtual, podría ser muy sencillo duplicar los archivos digitales, y, por tanto, duplicar los Bitcoin con tan solo un clic. De este modo, dicha moneda carecería de valor alguno.

Así, los usuarios del Bitcoin, mediante la tecnología del blockchain, están sujetos a un registro en el que todos los Bitcoin disponibles, así como las operaciones realizadas con ellos, quedan registradas, y previamente deben ser autorizadas por una serie de nodos, tal y como hemos explicado anteriormente. Este registro además no puede ser alterado sin autorización previa de prácticamente todos los nodos, por lo que resultaría imposible realizar un fraude en este aspecto.

Con este registro, se conoce todo el camino que ha recorrido cada uno de los Bitcoin, quién lo ha utilizado y quién lo tiene ahora. Son los propios usuarios, los nodos, los que toman parte de este proceso: son ellos quienes cuentan con toda la información de lo que ocurre con su dinero y se evitan de este modo los intermediarios y perder el control del proceso, de una manera segura en la que se respeta su privacidad.

Este es, en definitiva, el proceso relacionado con el concepto de blockchain, algo que, sin duda, cada día estará más presente.

©MichaelWuensch

 

Vuelve a noticias